lunes, 15 de diciembre de 2008

CANTINA LA ESTACIÓN - ÚBEDA


En Linares-Baeza....

La experiencia de hoy queremos comenzarla con una puntualización, acerca de este y de anteriores escritos, estas recomendaciones se basan en la mayoría de las ocasiones en una visita en concreto ( normalmente la última), sin tratar con ello de generalizar, sino de expresar las sensaciones y describir los platos degustados en estas visitas.

Todo este preámbulo viene relacionado con dos experiencias consecutivas que tuvimos hace poco en el Restaurante-Cantina La Estación de Úbeda, de las que vamos a tratar de resumir las inmejorables sensaciones que nos dejaron.
El restaurante se encuentra situado en la Cruz de Hierro ( Cuesta Rodadera con el callejero en la mano), muy próximo al Mercado de Abastos, y a algo más de 5 minutos andando del casco histórico (callejeando, eso si).Se recomienda reservar, ya que tiene poquitas mesas y mucha demanda, en el teléfono: 687 777 230

Cuenta con dos zonas diferenciadas, a la entrada tiene un bar muy concurrido en el que se puede tapear y tomar alguna de las raciones de la carta. La decoración de esta zona está ambientada en la antigua cantina de la cercana estación de Linares-Baeza
Pasada esta zona encuentras una pequeña sala, que simula un antiguo vagón de tren. Cuenta con unas 6 mesas, y una reducida pero generosamente surtida bodega.
.


Tras acomodarnos y pedir las primeras bebidas, abrimos boca con unos aperitivos (no olvidar que estamos hablando de dos visitas distintas), una albóndiga de carne con plátano empanado en ralladura de coco – buen contraste de sabores; y una cucharita con gelatina de bloody mary , llamativo y sabroso.

Mientras degustábamos los aperitivos, dimos varias vueltas a las cartas, tanto de comida, como de vinos (extensísima esta última). Se realizan en la Estación a menudo catas y presentaciones de vinos, cavas y bodegas, aunque no hemos asistido nunca, esperamos poder asistir a aguno de estos eventos.

Nos decantamos, en cuanto a vinos en la primera visita por un Ribera del Duero-La Planta de Bodegas Arzuaga - , es un vino joven muy agradable al paladar (nosotros consideramos a este vino el vino de la casa, ya que es el vino que siempre pedimos en esta casa), y en la segunda también nos decantamos por un ribereño, en este caso un Atalayas de Golbán, francamente bueno y con un color precioso.
En cuanto a la comida, presenta una carta extensa en entrantes, amplia en carne y cortita en pescados, basada toda ella en una excelente calidad y elaboración.
En ambas visitas, pedimos un par de entrantes: unas milhojas de foie con manzana caramelizada, que son para nosotros el mejor fidelizador que tiene este restaurante,ya que no hay vez que vayamos y no lo pidamos, hemos probado este mismo en muchos sitios, parece que el foie esta de “¿moda?”, pero sinceramente como aquí, en ninguno; también pedimos un revuelto de boletus con ¡¡ foie!!,este plato tiene pinta de convertirse en el número 2 en el ranking de lealtad, siempre tras las milhojas. Tras los entrantes, pedimos un plato principal por persona que fueron: Chuletillas de Cordero con regaliz,exquisitas, con una salsa de paludu de palo, que aromatizaba y daba un sabor realmente conseguido y original, Carrillada guisada con cecina de León el contraste de sabores, gracias al toque ahumado de la cecina y la melosidad de la carrillada, le da a este plato una nota altisima; bacalao con pisto y velo de tocino ibérico (buenos tacos de bacalao confitados),Chuletón de buey con crema de patata, Flamenquin con salmorejo cordobés, de gran tamaño, e ideal si la comensal es, una niña preciosa, como fue el caso.
En la segunda visita, dos de los comensales coincidieron en pedir Tostón, se trata de unas piezas de cochinillo tostado( de ahí el nombre), que está realmente bueno, se trata de otro de los clásicos de la carta( en nuestras peticiones); Presa Ibérica con mostaza antigua, buena ración y sabor; y por último un plato que no estaba en la carta pero que según nos dijo el Maitre (ahora hablaremos de él), estaban ofreciéndolo para ver la aceptación que tenía para incluirlo en ella, se trató de una terrina de manitas de cerdo con trufa, que como ya le dijimos, la pondríamos en la carta sin dudar, logrando un equilibrio entre lo gelatinoso de las manitas y la salsa.
Como postre entre ambas visitas, sólo pedimos un souffle de chocolate ( Coulant???)con helado de leche merengada, realmente bueno.

Por último, no podemos acabar este artículo sin hablar del dueño y guardagujas (valga el símil ferroviario), del establecimiento, conocido como el “Che”, no me preguntéis el porque del apodo. Es una persona amable, cariñosa y sobre todo un profesional como la copa de un pino, encargado y entendido de todos los campos, tanto de la cocina, como de la bodega y el servicio.

En cuanto a la relación calidad-precio (RCP), desde nuestro punto de vista, y teniendo en cuenta que las raciones son abundantes, la calidad excelente, y la elaboración muy currada, la consideramos más que aceptable, aunque tampoco es para ir a diario. Orientativamente el precio medio por persona fue unos 35€ Euros.

A DESTACAR:
Las milhojas de foie y el menaje (cubertería, cristalería y vajilla), moderno y original.
A MEJORAR: Si la mesa es para más de 4 personas, no estas del todo cómodo.

11 comentarios:

-- marcaching -- dijo...

Muy completo ¡Sí señor!

Antonio, empiezas a ser nuestra guía gastronómica de Ubeda, y aquí encontramos una pieza de una valía incuestionable. Este post es un fiel reflejo de lo que podemos encontrar en un lugar que merece la pena, dicho con mayúsculas.
Si no lo conoceis, seguid esta gran sugerencia que nos hacen.

MANUEL1000MORE dijo...

Otra cosa que nunca falla en este sitio es que las CocaColas siempre las ponen calientes y sin gas. No sé dónde las guardan, pero las botellas queman en la mano, le ponen hielo y se convierten en una especie de medicamento pasado. No les hace mucha gracia que les pidas que te la cambien, ponen mala cara y te contestan en tono de regaño. Me ha pasado las tres veces que he ido.

ANTONIO Y ROSA V. dijo...

Siento que te haya pasado eso, la verdad es que no se donde guardaran las CocaColas(puede ser que en la bodega?ya que debido al espacio que tienen,dudo que tengan muchas cámaras frigoríficas); evidentemente de tu comentario deduzco que le has dado varias oportunidades y se ha reiterado el problema.
Como puedes ver en mi escrito, a nosotros siempre nos tratan muy bien por lo que nos sentimos muy bien allí.
A todo eso le unes que tienen para nuestro gusto una gran carta de comidas(quizas la mejor de Úbeda?), hace que seamos fieles clientes.

Saludos

natalia dijo...

manuel, hombre no comas con cocacola. Bebete un buen vino y no tendras problema.

Anónimo dijo...

Gracias Antonio y Rosa.

Por la parte que me toca siento, muchisimo lo de la coca-cola. Aunque lo dudo muchisimo, sobre todo lo de la mala cara, Bueno antonio como sabes somos amantes del vino y su mundo aparte de ser un negocio, por ello el dia 27 celebramos una cata a la cual estas invitado gracia

Anónimo dijo...

el señor de las cocacolas mejor se podia quedar en casa,tomandose su refresco preferido en formato de 2 litros.ese seguro que tiene mas gas no?acostumbro ir a disfrutar a los grandes rsetaurantes y alli me quito el sombrero.enhorabuena antonio por tu nuevo local,te hace viajar en el tiempo y no le falta detalle

Anónimo dijo...

anonimo:

página web o email de contacto de la cantina la estacion de ubeda teneis??

ANTONIO Y ROSA V. dijo...

Te podemos dar el telefono, pero el mail es algo mas personal, que si quieren te lo digan ellos.

El telefono es: 687777230 - 953793818

Pagina web, aun no tienen, y si tienes cuenta en Facebook, busca Cantina La Estación y los encontraras.

Anónimo dijo...

gracias

Anónimo dijo...

gracias

Anónimo dijo...

gracias