domingo, 13 de noviembre de 2011

MENÚ DEGUSTACIÓN EN CANTINA LA ESTACIÓN-ÚBEDA

Hoy la música que escuchamos, mientras escribimos.Canción Popular-Alis





Hace unos días tuvimos la ocasión de deleitarnos de nuevo visitando la Cantina La Estación en Úbeda. En este caso, enterado nuestro amigo Che que íbamos de celebración y tras interrogarnos previamente si teníamos algo que hacer esa tarde, nos agasajo con un menú degustación con maridaje de vinos( de ahí la cuestión del algo que hacer por la tarde) de los que hacen afición como se diría en el argot taurino.
Se compuso este menú de las siguientes viandas:
Milhoja de foie, siempre espectacular, este plato nunca falla en las visitas a la Estación, pero si esta te la acompaña con un vino sudafricano, llamado Jordan, un semidulce que parece hecho para este entrante genial, esto se convierte ya en un “novamas”.


A continuación, nos sorprendió con un plato, o mejor dicho con una botella de gazpacho de aguacate con mezclum de mariscos ( concha fina, berberecho, gamba blanca). Estaba muy bueno, pero lo más impactante sin duda fue la presentación. Maridado con un Godello de Louro, especial.



Para el siguiente, llego el culmen de la comida, para nosotros de lo mejor, que hemos comido en muuucho tiempo, genial combinación de sabores y texturas, el plato en cuestión fueron unos callos de bacalao con boletus, falsa yema de calabaza y crujiente de pimentón, una maravilla gastronómica, que con un poco de suerte, mañana 14 de Noviembre ganará el premio a la mejor tapa en el VII campeonato a la mejor tapa del XII Congreso de lo mejor de la gastronomía que se celebra en Alicante estos días.

Pasamos al plato de pescado de este menú, fueron unos chipirones rellenos de farsa de mariscos en su tinta y arroz salvaje inflado, plato rico y perfecto para este menú degustación.


Y por último, las carnes, fueron dos platos, el primero un jarrete de cordero con cous cous de verduras, exquisito.


Y una morcilla de rabo de toro con compota de manzana, presencia nuevamente impactante y sabor apabullante, como veis, se presenta el rabo de toro deshuesado y embutido, genial la idea de esta presentación. Con estos platos catamos un tinto de Cuenca, con un sabor realmente peculiar, lástima que no apuntáramos su nombre, trataremos de arreglarlo en breve.


Para finalizar, tomamos prepostre de gin-tonic de manzana verde, riquísimo y refrescante.


Y postre, que era las diferentes texturas del café con leche, servido en una copa espectacular, se podía encontrar migas de bizcocho de café con helado de leche y granizado de café. Muy equilibrados los sabores, difícil de conseguir, para que no destacara ninguno sobre otro.


Y para acompañar un rico gin-tonic Martin Miller con ramita de romero, que puso colofón a una excepcional comida y una deseada celebración.
Notas: -Las fotos no son muy buenas, pero la cámara se quedó en casa.
-Los nombres de los platos son totalmente inventados por nosotros.
- Precio: 35€ por persona

1 comentario:

Paco dijo...

Estáis muy perdidos admirados amigos, y la presentación es exquisita, dan ganas de irse a la Cantina, pero sin embargo le han dado una subvención a un grupo de cocineros de unos pocos de cientos de miles de euros, teniendo en Andalucia unos valores que a las fotos me remito.
Un abrazo desde Córdoba.