miércoles, 8 de octubre de 2008

PAQUITO DIAZ


Como suele ser habitual, desde que trabajo por estos lares, el día de mi cumpleaños, pudimos recrear de nuevo nuestro paladar, en uno de los mejores por no decir el mejor restaurante de la provincia de Jaén, se trata de Paquito Díaz.


Este restaurante se encuentra situado en una casa-palacio del siglo XIX, perfecta y cuidadosamente rehabilitada. Está situado en la C/Enrique Moreno 12 de Baeza, y recomiendo hacer reserva previa en: 953742886. Cuenta con varias estancias, elegantemente decoradas, donde el ambiente es agradable y uniforme en colores. Nosotros en esta última visita, estuvimos en el llamado “Salón Azul” ornamentado con cuatro cuadros, que imaginamos representaban las 4 estaciones del año.

Pasamos a enumerar la comida, y digo bien con enumerar, ya que ambos pedimos, el menú degustación, se trata de un menú largo pero estrecho, donde se combinan entrantes con primeros y segundos de gran elaboración y calidad.

El primer aperitivo que nos sirvieron fue una crema de coliflor, para untar en panecillos, realmente buena.

A continuación presentaron un salmorejo cordobés, servido de una forma muy llamativa. Presentan un ovoide naranja, (yo creo que hecho con algún tipo de gelificante tipo agar agar o Xantana) y dentro de este huevo una espuma de salmorejo con huevo duro muy picado, jamón y una tostadita de pan en la base, una presentación muy original.

Después nos trajeron, un entrante que tenia forma de muñeco de nieve, o al menos eso nos pareció a nosotros. Dicho muñequito se componía de una base de manzana recubierta con polvo de piel de manzana (según nos dijo la Maitre) y sobre esta una bola de queso de cabra rellena de foie, acompañada de una mermelada de frambuesa (de nuevo según la Maitre) aunque a nosotros nos pareció de higos.

El tercer plato (para nosotros el más original) consistía en un perrito caliente de manitas de cerdo, se trataba de una masa similar al pan de pita, relleno de manitas de cerdo deshuesada, pero aliñadas de una forma muy peculiar, que le daban un sabor sin perder el suyo propio a típico Hot Dog , acompañada como no podía ser de otra forma de salsa ketchup y mostaza de Dijon o similar.

En el cuarto primera inclusión en el mundo del pescado, si bien fue este, el que mas nos desilusiono. En anteriores visitas, en los menús degustación incluía Merluza de Pincho, de una calidad excelente. En esta última visita, el plato de pescado eran unas huevas de merluza desmigadas y acompañadas de una salsa de hierbas, que si bien, estaban buenas de sabor, no aportan nada al menú degustación, tan original y elaborado.

Tras esta pequeña crítica, paso a describiros el quinto plato, que fue, un huevo pasado por agua (creo que dijeron a baja temperatura-roner) muuy rico sobre una crema de berza con unas gotas de ¿tinta de calamar?, que conjugaba muy bien con el huevo; la verdad un plato sencillísimo, muy bien presentado.¿¿A quién no le gusta mojar una yema de huevo??? Aunque sea en un superrestaurante.

Ya vamos terminando(aunque todavía quedan 4 platos), el siguiente plato, nos dejó, un tanto fuera de sitio, porque la verdad no lo esperábamos, en este menú degustación, no es que estuviera malo, pero es un plato fuera de lugar.
Era un arroz amarillo, envuelto en una especie de tortilla-creppe, con unos toques de alioli, en fin considero un plato menor, tanto para el menú como para este Restaurante (nosotros le llamamos el plato anticrisis, aunque nos lo presentaron con el nombre de monocromo).

Para terminar, nos pusieron un rulo de calabacín relleno de presa ibérica guisada, y regado con un caldo de verduras, que no estaba mal, aunque la carne hacia un pelin de bola.

Los postres fueron, un plato de fruta variada (melón, sandía, melocotón…) rebozadas en una especie de polvos pica-pica, y estas presentada sobre un pastel blanco, que no me acuerdo muy bien que era. Refrescante y colorido
Y a continuación, una bola de helado de crujiente de almendras, muy originalmente presentado, ya que esta rebozado en un polvo negro, que le da un toque original.

Todo fue regado por un vino de Ribera del Duero, Pago de los Capellanes correcto.

Estos platos fueron servidos y presentados por una camarera y le jefa de sala muy profesionales y pendientes de todo, si bien, las note un poco, demasiado serias, quizás se lo exigen, pero con un poco más de alegría se vive y se trabaja mejor, o al menos así lo pienso yo.

La relación calidad-precio es bastante correcta (45,50€ + IVA/menu, sin bebida), aunque no es para ir a comer allí todas las semanas. Aunque esta calidad-precio, pienso que se ha visto un tanto mermada desde nuestra última visita, como ya he dicho en la descripción de algunos platos. En visitas anteriores existían dos menús degustación, ahora sólo uno que para mi gusto, es de menor nivel que cualquiera de los dos que había antes.

De cualquier forma, y pese a estas matizaciones, sigo pensando como dije más arriba que Paquito Díaz, es uno de los mejores Restaurantes de Jaén, ya que sabe fusionar a la perfección tradición y vanguardia. Por supuesto, pienso que el que vaya a Paquito Díaz, tiene que saber más o menos lo que se va a encontrar, ya que a todo el mundo no le gusta este tipo de gastronomía.

2 comentarios:

marcaching dijo...

Qué hambre me ha dao leerte!! Muy completo.

ANTONIO dijo...

gracias